La Máquina del tiempo

el problema aparece cuando Liliana
se pone muy loca con
Violeta porque Violeta me dice
¨mejor repensá
tu vida.
lo que veo sugiere que
estas
liquidado
tanto tiempo corriendo
detrás de
lo imposible
te sacudió
la cabeza

nene.

sos
un completo desastre ;
qué digo !
sobrepasaste
el nivel del desastre
lo sobrepasaste¨

gesticula

camina

Violeta

va de aquí para allá.
despide humo.
¨en cualquier momento
entrará
en combustión¨- pienso

.

voy a la cocina. le digo

algo

a Liliana.
le digo
le cuento
acerca de la época
en que vos y yo achilles
nos sentabamos
a tomar té
en el entre piso de tu museo volátil.
del museo decimonónico.
del santuario donde exponías treinta baratijas
Art Deco, sesenta Art Nouveau; un Ford 25
centenares de muñecas desnucadas
y cinco ediciones consecutivas del
¨objeto tecnológico¨

texto que

obtuviste
gracias a exprimirte el cerebro
durante veinte años.
veinte años achilles

20

Mientras

tomaba mi té

te escuchaba
relatar
tus
peripecias en Budapest-
“A los gastos
de Hannover- donde conseguí
cinco máquinas de coser supersónicas
ademas de un
pasaje en tren
hacia ningún lado porque
quería rescatar las valijas
de los sueños
que quedaran
empeñadas en casa
de aquellas brujas

lascivas

regordetas

sabrosas- a esos gastos

los compensé.
con
los doscientos mil dólares
de resarcimiento
económico
por
haber
sido
echado a patadas
del país

y sin causa justificada”

Achilles

tus santas
picadoras de carne
conseguidas al hurgar
el contenedor del placer
mientras remontabas el curso del Elba –
Achilles ibas
en busca del proyecto de la
santa fábrica de latas
de conservas que atravesaran
tu horizonte mental al encenderse
los tubos fluorescentes
que contenían la fuerza ígnea
de diez mil estrellas de quinta magnitud
cargabas las santas servilletas descartables
con santos diseños de rojos labios
en las
santas esquinas donde te asaltaban
las psiquiátricas ganas de echarle mano a los

santos

manuscritos de Andy Warhol redactados cuando
Valerie Solanas le reventara el
pecho de un balazo.

Tus

opiniones sobre Calvino
me revelaron
tu destreza para deslizarte buscando subirte a
las ofertas puestas en circulación
por una no tan santa Europa.

Ent

re

cincuenta

botellas acomodadas

a lo largo del primer estante de tu biblioteca
aerodinámica
una calurosa tarde vi resplandecer tu ancestral
logo.
el logo clamaba ¨mio
es el reino regido por
la
reina del Universo.
¡ Mío es el Cosmos! ;

Y

el inframundo.¨

A

hora las ondas

de tu logo navegan

por el

ciber espacio

.

entre los chakras
las tetas
los culos
las fotografías familiares…
entre
las invitaciones a pasar al cuarto
oscuro
junto con
las novias
los novios
los periodistas
las muñecas inflables.
Qué maravilla la expansión del logo a lo largo de los
expansivos servidores de la web
Me expando a través de la expansión
por la que se expande el logo!
Achilles, vos, yo, y millones
más expandiéndonos
por donde
se expande el fantasma
de Dom Diniz
Nos expandimos con la expansión.
atravesamos el universo donde
los ángeles del ciberespacio entonan
su hosanna por los hackers
que violaran el mausoleo de Buda
con el fin de extirparle los testículos
para colgarlos en la red.
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s