Veamos quién es raul racedo

Noticias de Carácter Alternativo

Tres Poemas de D H Lawrence

dh

La idea deslizada a través de los poemas que van a leerse es proporcionalmente inversa a la contenida en el escrito de Sigmun Freud donde este indica a la contracción (represión) de la libido como elemento conducente a proporcionar mayor desenvolvimiento cultural.

Es que para D H Lawrence la deshumanización ocasionada por los efectos de una modernización de carácter súper industrial, relegó al hombre a un cuarto sin puertas ni ventanas (¨La prisión de Si mismo¨) donde ¨ la salud emocional, la espontaneidad, la vitalidad y el instinto resultan afectados¨.

Se puede observar esta idea a lo largo de las novelas Lady Chaterley´s lover, Women in love, Sons and lovers.

Podría especularse con que el argumento casi filosófico se encuentra relacionado con (como dije) la represión del instinto salvaje; artificio al que habría desembocado Lawrence tras haber despreciado el carácter rústico de su padre – un minero iletrado-; y de inclinarse en dirección a mami, quien habría personificado, en el cerebro de su hijo, la vivida imagen de la cultura.

Siguiendo el análisis ¨pseudo¨ psicologista esbozado hasta aquí, ocurriría de tal modo porque en contraposición al tosco marido, ella era capaz de moverse con comodidad ante un piano; o bien frente a los alumnos de la escuela donde ejerciera como docente.

Quizás la pertenencia a la clase trabajadora, además del creciente clima de furia contenida actuando en el interior de su parentela, fue el disparador para que Lawrence ambientara sus novelas de ese modo, además de elaborar la variante filosófica.

Todo esto adquiere mayor relevancia cuando se considera que el epicentro de su rollo especulativo radicaría en la ¨recuperación del ¨Si mismo¨, utilizando como vía de acceso la reinserción del ¨instinto salvaje¨.

Durante la primavera – verano de 1915, la amistad entre Lawrence y Bertrand Russell (quien se sentía atraído por el planteo de D H) da como resultado una suerte de colaboración intelectual entre ambos.

Para ése momento las consideraciones acerca del padre habrían sufrido un viraje. En ese punto papá dejaba de ser iletrado y rustico, para pasar a transformarse en un ¨Hombre en estado original¨. Es decir, en un espécimen, en un arquetipo de lo ¨salvaje¨.

La vida es bella. Sobre todo cuando encontrás la justificación adecuada y pasas a ensamblarla en un contexto beneficioso

El intento de desarrollo de la idea de lo ¨salvaje¨ quedo liquidado tras el alejamiento de Bertrand Russell, durante el verano mencionado. Al parecer la ¨superación del Sí mismo¨ no pudo saltar por encima de la barrera levantada por el egoísmo de los dos y el asunto se pudrió; para siempre

Durante los últimos años de su vida, cuando el irreversible proceso determinado por la tuberculosis venía anunciando el finísh, Lawrence continuó con su ¨peregrinaje salvaje¨.

Es ampliamente conocido que las opiniones de DH dadas a conocer a través de sus trabajos, le generó demasiados enemigos. De ahí que tomara la decisión de protagonizar un ¨peregrinaje salvaje¨ tras ser perseguido por los mastines de la censura.

Acusado de pornógrafo por la corte de talentudos ingleses, recaló en distintos puntos del planeta. Incluido México. Lugar preferido por Malcolm Lowry, Hart Crane, Antonin Artaud, Ambroce Bierce, entre muchos otros.

 Los Tres Poemas

Los siguientes poemas de Lawrence se mueven en el plano de la confrontación. del contraste permanente.

Impulsados por el mecanismo oculto en la cándida ironía encargada de cerrarlos, ellos desafían al lector hasta llevarlo, en ocasiones, a considerar seriamente la paradoja dibujada en Gloria o en Piedad de sí mismo.

Tanto en poemas como en novelas y cuentos cortos la presencia de la capacidad creativa de Lawrence aparece en todo su esplendor. Tal vez sea por ello que una mayor aproximación a su obra debería tener en cuenta algunos factores de carácter superior al planteado por cualquier acercamiento cándidamente psicologista.

Gloria

Gloria, también, es el sol; y el sol de los soles.

Porque por debajo de los ejes de sus esplendidos piñones

Corre el pequeño río de la paz

La mayor parte del tiempo el tigre vagabundea en una paz

Ardiente.

Y en lo alto el águila pequeña vuelve a dar vueltas el lento pivote de la paz.

La paz viene desde más allá del sol, con el halcón peregrino y la lechuza.

Sin embargo, todos ellos beben sangre

Piedad de si mismo

Nuca vi una cosa salvaje

Tener piedad de si misma.

Un pajarito puede caer congelado y muerto desde una rama

Sin nunca haber sentido piedad de si mismo.

Lo salvaje en cautividad

Cuando lo salvaje permanece en cautividad

Sin reproducirse

Se vuelve melancólico.

Y muere.

Todos los hombres están cautivos.

Cautivos de una actividad cautiva.

Y aunque lo ignoren

Los mejores no pueden reproducirse

La gran jaula de nuestra domesticación

Mato el sexo en el hombre; la simpleza del

Deseo es distorsionada, desviada y retorcida.

Y con la amarga perversidad

Apretándolos adversamente

En la juventud odian, copulan y lloran.

El sexo es un estado de gracia. En una jaula

No puede tener lugar.

Entonces hay que destruirla.

Para volver a probar.

Introducción y traducción de Raúl Racedo

Más sobre Lawrence aquí

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 10 abril, 2015 por en poesia y etiquetada con .
A %d blogueros les gusta esto: